Embarazo y Pilates: prepara tu cuerpo

¿EN QUÉ CONSISTE EL MÉTODO PILATES?

El método Pilates es un sistema de entrenamiento que une el movimiento y la actividad muscular junto a la respiración, la relajación y el control mental, con el objetivo de mejorar la coordinación, el equilibrio, la fuerza, la flexibilidad y la postura corporal, a la vez que previene posibles lesiones, mejorando así la calidad de vida.

Los ejercicios se centran en los músculos del tronco y del suelo pélvico, que son la base de la buena postura y del equilibrio, para conseguir una buena estabilidad y mejorar así la movilidad tanto de las piernas como de los brazos.

El método Pilates para embarazadas toma como base los ejercicios originales del método, modificándolos para adaptarlos a cada etapa del embarazo. Se recomienda practicarlo para entrenar los músculos y preparar el cuerpo para el parto, fortalecer el suelo pélvico, y obtener y mantener una buena forma física para asumir los cambios posturales que se experimentan en esta etapa y en la posterior recuperación.

¿CÓMO PUEDE AYUDARTE? SUS BENEFICIOS DURANTE EL EMBARAZO

  • Mejora la postura corporal, fundamental para soportar el aumento de peso en el embarazo.
  • Ayuda a conocer el cuerpo y aumentar el control sobre él, favoreciendo así el momento del parto.
  • Fortalece la pared abdominal y la musculatura en general, preparando el cuerpo para soportar el peso que se adquiere en el embarazo. Además, este fortalecimiento abdominal tiene un papel esencial en el momento de expulsar al bebé, pudiendo reducir el tiempo del parto.
  • Disminuye los dolores de espalda y pelvis, pues se fortalecen los músculos abdominales, que son los que ofrecen estabilidad a la columna y la pelvis.
  • Fortalece el suelo pélvico: a medida que el bebé crece, el peso aumenta y se desplaza hacia abajo, por lo que es necesario crear una base firme que ofrezca estabilidad y sujeción. Además, favorece el parto vaginal, reduce el riesgo de episiotomía, y evita las pérdidas de orina ante pequeños esfuerzos.
  • Ayuda a mantener el equilibrio y la coordinación: al fortalecer la musculatura central del cuerpo, se consigue mejorar el equilibrio y la estabilidad, adaptando las reacciones de equilibrio y preparando el cuerpo a medida que la tripa aumenta su tamaño.
  • Estimula la circulación sanguínea: durante el embarazo, se producen cambios en el sistema cardiovascular, aumentan el ritmo y el gasto cardiaco, se produce retención de líquidos… y los ejercicios de Pilates ayudan a regular y readaptar esos cambios de forma progresiva, pudiendo evitar, además, la aparición de varices y los síntomas de piernas cansadas. También se favorece la llegada de oxígeno y nutrientes al bebé a través del aporte sanguíneo de la madre.
  • Mantiene la estabilidad de las articulaciones: en las mujeres embarazadas, puede aumentar la flexibilidad de las articulaciones, lo que hace que sean más inestables y tengan mayor tendencia a las lesiones. Los ejercicios de Pilates ayudan a prevenir esas lesiones y mantienen las articulaciones fuertes.
  • Ayuda a la relajación y el control de la respiración, preparando el cuerpo para el trabajo de parto, además de proporcionar sensación de bienestar físico y mental.
  • Contribuye a mantener un peso adecuado durante el embarazo y favorece que la recuperación después del parto sea más rápida.

CUÁNDO NO ESTÁ INDICADO REALIZAR PILATES

No está indicado iniciar su práctica durante el primer trimestre del embarazo, sobretodo si no se ha practicado nunca. Tampoco se recomienda en los siguientes casos:

  • Contracciones uterinas
  • Hipertensión inducida por el embarazo o mal controlada
  • Hipotiroidismo o hipertiroidismo
  • Rotura prematura de membranas
  • Sangrado (de cualquier tipo)
  • Placenta previa
  • Diabetes materna
  • Enfermedad cardiaca materna
  • Trabajo de parto prematuro
  • Incompetencia del cuello uterino o abortos habituales
  • Retraso del crecimiento intrauterino
  • Enfermedad pulmonar restrictiva

PILATES EN NUESTRO CENTRO

¿Te has dado cuenta de todos los beneficios que puede aportarte la realización del método Pilates? ¿Quieres aprovecharlos? En Pasos Fisioterapia, ofrecemos clases del método Pilates individuales y en grupos reducidos de hasta 4 personas, impartidas por fisioterapeutas especializados y diseñadas específicamente para embarazadas. Infórmate sobre disponibilidad y horarios.

Además, una vez que hayas dado a luz y tras un tiempo prudencial, puedes continuar realizando Pilates en nuestro centro, como ejercicio de recuperación post-parto, lo que ayudará a recuperar el estado físico de forma rápida, y además, puedes practicarlo con tu bebé en nuestras clases de Pilates con bebés.

No lo pienses más y ponte en nuestras manos.

2 respuestas a “Embarazo y Pilates: prepara tu cuerpo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s