Fisioterapia: ¿qué puede hacer por ti?

En ocasiones, nuestros pacientes nos comentan que han estado mucho tiempo con molestias antes de acudir a Pasos Fisioterapia porque pensaban que era algo pasajero y se aliviaría con el tiempo o tomando un medicamento, hasta que se convierte en insoportable, y es entonces cuando deciden acudir al fisioterapeuta. Otras veces, acuden tras visitar al médico de cabecera u otros médicos especialistas y no haber obtenido el resultado deseado. En otras ocasiones, nos acostumbramos a sentir una molestia y aprendemos a convivir con ello, o nos dicen que es cuestión de tiempo, o que es algo crónico y sin solución, y optamos por dejarlo pasar, sin saber que la fisioterapia puede ayudar en la mayoría de esos casos.

Muchas veces, ante una contractura o un dolor muscular, somos conscientes de que necesitamos un fisioterapeuta y le visitamos para resolver nuestra molestia, pero ante otros síntomas como vértigos, estreñimiento, hernia de hiato, insomnio…  ¿nos planteamos acudir al fisioterapeuta?

¿Cuándo hay que acudir a fisioterapia? ¿Sabes todo lo que un fisioterapeuta puede hacer por ti? En este artículo, explicamos qué es la fisioterapia y cuáles son las funciones del fisioterapeuta, intentado dar respuesta a las dudas que soléis plantear durante las sesiones. De esta forma, sabrás cuándo es necesario acudir a este profesional sanitario y podrás aprovechar todos los beneficios que puede ofrecerte.

Según la Organización Mundial de la Salud, la fisioterapia es una disciplina incluida en la Ley de Ordenación de las Profesiones Sanitarias, y se define como  “el arte y la ciencia del tratamiento por medio del ejercicio terapéutico, calor, frío, luz, agua, masaje y electricidad. Además, incluye la realización de pruebas eléctricas y manuales para determinar el valor de la afectación y fuerza muscular, pruebas para determinar las capacidades funcionales, la amplitud de movimiento articular y medidas de la capacidad vital, así como ayudas diagnósticas para el control de la evolución”.

Es decir, la fisioterapia es una disciplina de la salud que diagnostica el problema del paciente y lo trata mediante diferentes medios físicos, como pueden ser el ejercicio, el masaje, la  electricidad, el calor o el frío, entre otros. Habitualmente, se relaciona la fisioterapia con los masajes, pero el fisioterapeuta dispone de muchas más técnicas para abordar el problema del paciente e intentar darle solución.

Entonces… ¿qué es un fisioterapeuta? Es el profesional sanitario que actúa de forma preventiva y terapéutica ante las posibles dolencias, mediante agentes físicos; tiene formación universitaria y una titulación oficial, que le otorga los conocimientos y la capacitación legal para desarrollar su actividad. Además, después de los estudios universitarios, puede ampliar sus conocimientos formándose en técnicas que le permitan especializarse para ofrecer el tratamiento más adecuado a cada persona que acuda a su consulta.

Los fisioterapeutas de Pasos Fisioterapia dirigimos nuestro trabajo hacia la labor asistencial, orientada a la recuperación de las lesiones mediante técnicas no farmacológicas, así como a la prevención de futuras lesiones y el mantenimiento del bienestar físico.

En cuanto a la prevención de lesiones, el fisioterapeuta reconoce las causas que pueden provocar una lesión, como pueden ser lesiones no tratadas, alteraciones en los patrones de movimiento, posturas inadecuadas en la vida diaria, falta de hidratación, gestos deportivos repetitivos… actuando en esas causas y explicando calentamientos, estiramientos y gestos deportivos adecuados y específicos, reeducando la postura y aconsejando ejercicios y movimientos apropiados y adaptados a cada persona. Además, en esta labor de prevención, se aconseja acudir al fisioterapeuta cada cierto tiempo, dependiendo del estado físico, del ejercicio que se realice y de la lesión que padezca, para mantener  los beneficios conseguidos con el tratamiento y aliviar las tensiones acumuladas en la vida diaria.

Cuando la lesión ya ha aparecido, el fisioterapeuta ayuda a su recuperación y curación, o a mantener y retrasar la aparición de complicaciones u otras alteraciones en el caso de enfermedades crónicas o degenerativas. Mediante una valoración previa y personalizada, se identifica la causa del problema y lo que le puede estar pasando al paciente, para emitir un diagnóstico fisioterapéutico, planteando el tratamiento que se considere más adecuado para aliviar la dolencia. La herramienta principal del fisioterapeuta es la mano y en nuestro centro optamos por la terapia manual siempre que sea posible, combinándolo con las técnicas que resulten más beneficiosas en cada caso como la punción seca, el vendaje neuromuscular o el ejercicio terapéutico, entre otros, adaptando la terapia a cada persona.

Otra de las labores dentro de la función asistencial del fisioterapeuta es la promoción de la salud y la educación del paciente en cuestiones relacionadas con el bienestar y la calidad de vida. Puede que no tengamos un problema específico o un diagnóstico médico, pero el fisioterapeuta puede ser nuestro aliado a la hora de mejorar el rendimiento en el deporte mediante la corrección y la reeducación del gesto deportivo, el fomento de la actividad física y los hábitos saludables, y puede convertirse en nuestro asesor en ergonomía, orientándonos en la forma más adecuada de realizar un determinado movimiento o en la manera de coger un peso, por ejemplo.

A veces, preferimos preguntar a conocidos o buscamos en Internet consejos que a otros con nuestra lesión le han funcionado, pero en nuestro caso puede ser perjudicial porque no están personalizados y pueden no ajustarse a nuestros problemas y necesidades, por lo que debemos acudir siempre al fisioterapeuta para que estudie nuestro caso de forma personalizada y nos dé las indicaciones que mejor se ajusten a nuestro problema en particular.

Tanto si acudes de forma preventiva como para resolver alguna molestia, en nuestro centro promovemos la implicación del paciente y/o de su familia en el caso de los niños, en el tratamiento y en la recuperación, porque el fisioterapeuta ofrece las herramientas de las que dispone para ayudar a la curación, pero ésta no depende sólo de él; el paciente que acude debe ser activo en la terapia y participar en el proceso de curación para poder mejorar así su calidad de vida y mantener el resultado obtenido en la sesión.

Si tienes dudas o no estás seguro de si la fisioterapia puede aportarte beneficios en tu caso, puedes consultarnos, estamos encantados de ayudarte.

Como ves, el fisioterapeuta sirve “para un roto y un descosido”, aprovecha tu sesión al máximo y pon un fisioterapeuta en tu vida.

Si deseas obtener más información sobre la fisioterapia, pincha aquí. Si quieres saber qué diferencia al fisioterapeuta del masajista, quiropráctico u osteópata, puedes consultar aquí.

Fisioterapia en Pasos Fisioterapia
Fisioterapia en Pasos Fisioterapia

One response to “Fisioterapia: ¿qué puede hacer por ti?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s